¿Por qué los vinos se guardan en posición horizontal? – Lorenzo de Agrelo
Image Alt

Lorenzo de Agrelo

Es muy importante la forma en la que se colocan las botellas: siempre deben estar acostadas y no en forma vertical. Esta respuesta no está relacionada ni con la comodidad, ni con el espacio, sino que tiene que ver con la necesidad de que el corcho permanezca húmedo, en contacto con el líquido.

Esto es muy importante ya que, es fundamental que ese material natural, leñoso y poroso, mantenga su forma. De este modo, el tapón de corcho no se va a contraer, ni a secar ni va a perder elasticidad, por lo que va a cerrar correctamente la botella, generando una microoxigenación y evitando cualquier tipo de fuga. Esta es la clave para que se conserven las propiedades y cualidades de este producto tan noble, que se potencia con el paso del tiempo.

Otro tema relevante a la hora de conservar la botella es la temperatura. Debido a que la fermentación se da en forma natural, lo ideal es que esté por debajo de los 15ºC, para que impedir que los componentes del vino se alteren abruptamente. Por eso, hay que mantenerlas en un lugar fresco, bien ventilado, con una humedad de entre el 60% y el 70% y sin grandes oscilaciones térmicas.

La correcta conservación del vino hace que se transforme en un producto más integrado, complejo, profundo, elegante y singular, incluso entre las botellas que llevan su misma etiqueta e igual añada.

Open chat